“Si cuidas el planeta, combates la pobreza”

x cccPresentación de la campaña de hoy

“Si cuidas el planeta, combates la pobreza” de Cáritas, Manos Unidas, REDES, Confer y Justicia y Paz

 

La Iglesia española lanza sus “diez mandamientos” para la lucha por el medio ambiente y contra la desigualdad

 

La “Laudato Si”, eje de una campaña para cambiar el sistema que esquilma los recursos naturales y a las personas.

 

Jesús Bastante, 07 de junio de 2016 a las 12:26

    

(Jesús Bastante).- “Si cuidas el planeta, combates la pobreza”. La Iglesia española, a través de sus principales organizaciones sociales, se une al Papa Francisco y lanza sus “Mandamientos” por el cuidado de la hermana Tierra y de quienes formamos parte de ella. A partir del impulso dado por la encíclica “Laudato Si”, Cáritas, Confer, Manos Unidas, Justicia y Paz y REDES se han agrupado en torno a “Enlázate por la Justicia”.

 

Estos son los “diez mandamientos” de la Iglesia para el cuidado de la creación, que centrarán el trabajo en los dos próximos años, desde este mes de junio hasta mediados de 2018:

 

‹ Apoyarás la causa de los pobres; ›

 

‹ Redescubrirás el valor de la simplicidad en tu propia vida; ›

 

‹ Valorarás la importancia de tus comportamientos cotidianos; ›

 

‹ Apreciarás la diversidad de nuestro mundo; ›

 

‹ Animarás una conversión personal, eclesial y comunitaria; ›

 

‹ Impulsarás las decisiones necesarias, aunque sean costosas; ›

 

‹ No supeditarás tu acción a los intereses económicos; ›

 

‹ Bucearás en tu propia tradición espiritual; ›

 

‹ Asumirás los consensos científicos; ›

 

‹ y Superarás el paradigma tecnocrático. ›

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Si cuidas el planeta, combates la pobreza”. Una campaña que retoma el impulso lanzado por estas organizaciones, y que busca entender, con el Papa, que no se puede trabajar por el medio ambiente sin defender los derechos de los empobrecidos y que, a la par, no se puede acabar con la pobreza si no cambiamos un sistema económico injusto, que esquilma las recursos naturales y humanos.

 

Así se expresó Ana Isabel González, responsable de Justicia y Paz en la rama de Confer, para quien este proyecto “es fruto de la campaña que iniciamos desde Enlázate por la Justicia, que desde hace más de dos años llevamos a cabo Cáritas, Manos Unidas, Justicia y Paz, Confer y Redes”. Un proceso de “reflexión sobre nuestra identidad, sobre lo que podemos aportar a la Iglesia en el ámbito de la lucha contra la pobreza”. Porque, pese a quien pese, la presencia social de la Iglesia en el mundo de los empobrecidos es muy fuerte, aunque haya que reforzarla públicamente. Por ello, representantes de la Conferencia Episcopal acompañaban la presentación de la campaña, que subrayaron el apoyo directo de los obispos, especialmente de monseñor Omella, presidente de la Comisión de Pastoral Social, y la implicación de las diócesis.

 

“Hace justo un año -explica Ana- el Papa publicaba ‘Laudato Si’, la auténtica hoja de ruta de este tercer milenio, “y ya entonces acogimos con agradecimiento este documento y expresamos el deseo de que esta idea central, que pone en estrecha vinculación la degradación medioambiental y la injusticia que padecen muchos pueblos, nos impulsaba a poner en marcha un marco común de trabajo”.

 

Un esfuerzo por denunciar “el actual modelo de desarrollo basado en el crecimiento y el consumo, que esquilma el planeta, que prioriza el bienestar de unos pocos sobre los derechos de las personas más vulnerables”. Y es que “la comunidad católica en España tenemos el reto de aplicar las cuestiones medioambientales como elemento fundamental de nuestro trabajo por el Reino. El Papa nos ha llamado a una conversión ecológica. Reconocemos la grandeza del desafío que se nos presenta”.

 

 

Entre los objetivos generales de la campaña, se encuentran contribuir a la transformación del actual modelo de desarrollo injusto, insolidario e insostenible y a la construcción de una ciudadanía global y solidaria. Los objetivos específicos son cuatro:

 

 

‹ 1.- Contribuir a que la Iglesia española acoja los principios y valores de Laudato Si y asuma los desafíos socioambientales de nuestro tiempo para construir con otros un movimiento de cultura ecológica. ›

 

‹ 2.- Sensibilizar sobre la relación entre nuestros actos y sus efectos perniciosos en los países menos desarrollados y en las personas más vulnerables, haciendo conscientes a los ciudadanos de la necesidad de cambio. ›

 

3.- Participar activamente en el seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y establecer un canal de comunicación con el Gobierno, el Parlamento, las administraciones territoriales….

 

4.- Visibilizar en la sociedad “Enlázate por la Justicia” como signo de unidad de las organizaciones de la Iglesia que trabajan en cooperación al desarrollo y que vincula a todas las personas para construir una sociedad solidaria que habita un planeta sostenible.

Por su parte, Jesús Palacios, de REDES, destacó la “inspiración” de la Laudato Si para llevar a cabo esta ineludible tarea. Leer la encíclica supone, en su opinión, “ponernos las gafas del Papa Francisco para mirar de una manera muy especial esta casa común. Una mirada que nos hace sentirnos parte de algo que nos excede, nos precede y va más allá de nosotros, que hemos recibido y que debemos dejar”.

Esto, y la constatación de que “el daño a la Tierra tiene, en buena medida, causas humanas. Y que este modelo deteriora el medio ambiente y genera desigualdad y exclusión. Hay que poner freno de inmediato a esa realidad, y hacerlo de manera integral, con una única respuesta para una sola crisis socio-ambiental”.

Todo ello, desde una lectura creyente, que “puede encontrar muchos ecos en la sociedad”, afirmó Palacios, quien apuntó la necesidad de trabajar en red, como ha venido haciendo a lo largo de estos años Enlázate por la Justicia, y como ahora quiere presentarse esta campaña, que también forma parte de la REPAM. “El trabajo en red es la respuesta”.

Y que esa respuesta también sea una manera de responder a la realidad. “Debemos trabajar de forma estructural, pero también con las personas”, señaló Jesús Palacios. Por un lado, con la Agenda 2030, “que nos marca claves importantísimas con las que poder involucrar a las estructuras de gobierno y trabajar por la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible”; por el otro, el Acuerdo por el Clima de París. “Estos dos focos internacionales nos van a ayudar a colaborar desde tres dimensiones: incidiendo en las instituciones, en el sector empresarial y con la sociedad civil”.

(Visited 38 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *