Lucha por la tierra en Nguéniène: enfrentamiento, evitado por poco, entre agricultores y el promotor.

Faltó muy poco para que los ganaderos y agricultores de la aldea de Nguéniéne, opuestos a la instalación del proyecto agrícola de explotación de melón, se enfrentaran a los tractores que habían comenzado a arar las 100ha de dehesa que el ayuntamiento cedió a la empresa española Produmel. Finalmente, se detuvo el trabajo y los ganaderos que habían retomado temporalmente su zona, pidieron la pronta intervención del presidente Macky Sall.

Lo peor hubiera ocurrido ayer,  en la zona de pasto de la aldea de Balabougou, si los tractores que habían empezado a arar la zona no hubieran dado marcha atrás. De hecho, sobre las 9 a.m., mientras los campesinos estaban en los campos cosechando el mijo y los pastores en el monte, apacentando a los animales, los ruidos de las máquinas llamaron la atención de la gente del pueblo de Balabougou,  ubicado en la zona norte de la comuna de Nguéniéne. Entonces algunos vecinos, al notar que las máquinas habían comenzado a arar, se movilizaron rápidamente. Y se informó a todos los aldeanos, que inmediatamente acudieron al lugar.

En poco tiempo, pastores y campesinos invadieron la zona. Vinieron de los pueblos de Ndofane, Ndianda y Nguedj con la misma determinación de oponerse al inicio de las obras. Ante la valentía de los aldeanos, los trabajadores se vieron obligados a ceder y marcharse. Cuando, Ndéné Diogoul, presidente de los ganaderos del pueblo de Nguéniéne y también presidente del recinto ferial de la comuna de Nguéniéne, se tranquilizó del todo, disparó bolas rojas sobre el municipio.

Para él, el hecho de que la institución municipal haya trabajado para expropiar  la única zona de pastoreo que les queda a los pastores en el norte, simplemente significa que los funcionarios designados no se preocupan por la mejora de la localidad. El presidente de los pastores del pueblo de Balabougou dijo: “Le preguntamos al alcalde cómo se puede tomar tal decisión en una zona que vive solo de la agricultura y la ganadería. A costa de nuestras vidas, no vamos a dejar este espacio al promotor español porque siempre ha servido como zona de pastoreo. Y apelo a la responsabilidad del Estado, somos ciudadanos senegaleses que nos ganamos la vida con nuestra actividad económica. Así que querer quitarnos este espacio es empobrecernos”.

Mbade Sarr,  vecino del pueblo de Ndofane, también expresó su indignación. “Me sorprendió mucho escuchar que se habían reanudado los trabajos,  cuando pensábamos que el Estado había ya resuelto este problema. Por eso me opuse a ello. 1/3 de mi rebaño pasó el invierno aquí, el resto fue en Djolof para evitar deambular. Ahora quieren arrancarnos la única zona que nos queda y donde guardamos el ganado durante la temporada de lluvias. Si el Estado quiere quitarnos la zona de pastoreo, que nos ofrezca otra más grande que la que nos quita. No pedimos nada más, de lo contrario la cría desaparecerá. Antes de que ocurra, resistiremos por todos los medios a nuestro alcance.  Por eso le pedimos al presidente Macky Sall que intervenga antes de que la situación se agrave ”, insinuó Mbade Sarr.

El alcalde de la comuna Magueye Ndao denunció:

Para defender el perímetro de pastoreo, los pastores han iniciado una lucha en dos frentes: resistencia en el terreno para prohibir todo trabajo y resistencia legal.  Dicen que ya han cedido dos espacios en el mismo pueblo: el campo de Soussane, superficie  de 150 ha. y el de Winditiohal de 80ha.” Pero Mbagnick Diouf de Ndianda se indignó y dijo que en lugar de limitarse a estas tierras, el ayuntamiento pasó el Rubicón yendo hacia el norte de la aldea para ceder a la misma empresa 100 ha. que habían quedado como zona de pastoreo y que absorbieron todos los pueblos de la zona norte de la comuna. Por su parte, Maguèye Ndao, alcalde de la comuna,   no hizo acto de presencia.

Los pastores de la comuna de Nguéniéne llevan casi tres años luchando contra el ayuntamiento por la adjudicación de tierras que constituyen la única zona de pastoreo en el sur, donde se crían más de 20.000 ovejas y cabras. Ahora, debido a la falta de  pastos y a que aquí se ofrece una campiña cubierta de hierba, casi todos los pastores viajan cientos de kilómetros para llegar a Dahra Djolof (norte de Senegal). Al mismo tiempo, los pocos animales que quedan en el pueblo solo pueden pastar en la zona asignada al promotor.

Testigo:AYOBA FAYE

Viernes 23 de octubre de2020

Fuente original: PressAfrik

Un pensamiento en “Lucha por la tierra en Nguéniène: enfrentamiento, evitado por poco, entre agricultores y el promotor.”

  1. Maria dice:

    Es una alegría saber que los pobladores locales se organizan para defender sus bienes y forma de vida y se enfrentan a las autoridades que no velan por los intereses de su pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *