Criminales del clima y mercadeo de la COP21

Proyectos

descarga

La conferencia del clima debería, teóricamente, haber perfeccionado el nuevo acuerdo mundial hasta 2020. Sabemos que al menos el 80% de las energías fósiles deberían quedar en el subsuelo si queremos mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los dos grados. Para este fin las compañías y los estados deberían haberse comprometido en reducciones masivas de gases efecto invernadero, y comenzar una transición energética profunda, cambiando radicalmente sus sistemas de producción y consumo.

Pero las empresas y sus representantes – los grandes lobbys industriales y financieros- tenían otra agenda, y se inmiscuyeron en las negociaciones para garantizar el statu quo. Las negociaciones climáticas de las Naciones Unidas fueron el paraíso del “lavado verde” (hacer creer que la compañía está haciendo más por el medioambiente de lo que se hace en realidad). Las empresas gastan sin medida para demostrar espectacularmente sus actuaciones climáticas, y pretender que sus prácticas sociales son las más virtuosas, y acrecentar así sus beneficios.

En realidad su objetivo real es mucho más ambicioso. Pretendiendo luchar contra el cambio climático, promueven soluciones tecnológicas que han concebido y quieren que se las financie vía subvenciones y por los múltiples programas y agencias encargadas de apoyar el desarrollo, la reducción de emisiones y la adaptación a los riesgos del cambio climático en el sur. Entre estas soluciones están: los agro-carburantes, las biotecnologías y bioenergías, la captura-secuestro del carbono y los mercados de carbono, la energía nuclear y la geo-ingeniería.

Mas que prevenir la catástrofe climática, las COP han servido de escaparate a los mayores criminales climáticos que hay en el mundo. La conferencia del clima de Varsovia 2013 había alcanzado una cumbre en la historia de la cooperación de empresas dentro de la ONU, ya que el gobierno polaco había co-acogido la “Cumbre internacional del carbón y el clima” al mismo tiempo. Organizada por la Asociación mundial del carbón, la cumbre había apelado a los bancos de desarrollo para solicitar aumento de su apoyo a la industria del carbón.!

En el 2015 la conferencia del clima se hizo en París, y la influencia de las transnacionales y sus lobbys fue de nuevo colosal. Las empresas francesas prepararon la COP 21 desde meses antes para organizar los eventos, los salones y las conferencias antes y durante la COP. Reunidas en proyectos tales como “Soluciones COP 21”, empresas como Engie, Carrefour, Veolia, Sofiproteol, Schneider Electric, todas ellas con financiación pública! y otras muchas, buscaron dar visibilidad pública a las respuestas del sector privado al cambio climático. Antes incluso de la cumbre, las empresas más contaminantes se habían impuesto como actores centrales del futuro acuerdo a través de la “Agenda de soluciones 2”, llamada también Plan de Acción Lima-París (PALP). Creada en 2014 por el Secretario General de las NNUU Ban Ki Moon, esta agenda se concebió para hacer de las industrias contaminantes socios centrales de los estados para la puesta en marcha de sus compromisos, vía la suma de contribuciones tecnológicas que proponen en respuesta a la crisis climática.

El gobierno francés, que pretendió actuar como líder mundial en el nacimiento del histórico acuerdo, intentó entregar el 20% de la financiación de la conferencia a algunas empresas privadas, de entre las más contaminantes del mundo. Entre los grandes logos que decoraron los muros de la conferencia durante dos semanas, se vió el nombre de los ases de la polución, tales como Engie, EDF, Reanult-Nissan, Air France, BNP-Paribas, Michelin o Suez Medioambiental.

Defender la justicia climática es exponer la acción de las empresas contaminantes y sus lobbys ante los ojos de las mayorías. La influencia de la industria y sus aliados contra el clima actúa en un contexto de resistencia: los ciudadanos y las comunidades se resisten a los megaproyectos y a los megacontaminantes. Se oponen a los grandes proyectos inútiles y al acaparamiento de tierras agrícolas para la agro-industria. Proponen igualmente sus propias vías para romper de forma sostenible con el sistema de producción y consumo dominante: agroecología, cooperativas energéticas, relocalización de la producción e intercambios, promoción de los transportes públicos y colectivos, monedas locales…

En marcha pues para descubrir juntos el envés del decorado y desmitificar la acción de las empresas y sus lobbys.

(Visited 25 times, 1 visits today)

4 pensamientos en “Criminales del clima y mercadeo de la COP21”

  1. How long does it take you to write an article like this?

    1. admin dice:

      A litte time.
      Administrator

  2. Hiya, I’m really glad I’ve found this info. Nowadays bloggers publish only about gossips and internet and this is really annoying. A good website with interesting content, that’s what I need. Thanks for keeping this website, I will be visiting it. Do you do newsletters? Can not find it.

  3. With this issue, it’s important to have someone like you with something to say that really matters.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *