Nuestra respuesta a SOCFIN

 

Publicado el 13 de junio de 2017-06-27

Fian Belgique

SOCFIN sigue negando la realidad de los conflictos territoriales y sociales que causa su acaparamiento de tierras. Según SOCFIN, nuestras acusaciones “se basan en una deformación maliciosa de la realidad, o peor aún, sobre fabulaciones totales. No hay ni ha habido acaparamiento de tierras por parte de SOCFIN. Nos alzamos con la mayor firmeza contra esta alegación, carente del menor fundamento”.

Para responder a estas acusaciones, recordamos que el acaparamiento de tierras implica una toma de control de amplias extensiones de tierra por parte de actores (públicos o privados) a costa de las poblaciones locales, e invitamos a los lectores a consultar la importante documentación que demuestra los impactos negativos de las operaciones de SOCFIN sobre las poblaciones locales. Invitamos por ejemplo a consultar una parte de la documentación recogida por FIAN Bélgica sobre la situación en Sierra Leona. Estas informaciones cruzan datos provenientes de diversas fuentes: encuentros con las poblaciones locales, revisión de documentos legales, informes de ONG nacionales e internacionales, investigaciones académicas, análisis jurídico, artículos de prensa, etc

Al tiempo que SOCFIN nos enviaba su “derecho de réplica”, declarando estar orgullosos del trabajo llevado a cabo en las plantaciones, y la ayuda aportada a las poblaciones locales, la prensa daba a conocer un nuevo conflicto que estallaba en Sierra Leona. Un ultimátum exigiendo el cese del director de SOCFIN enviado por un grupo en representación de los jóvenes de Malen (Unión de Jóvenes para el Desarrollo de Malen,   MAYODA). Los representantes citados en el artículo invocan “abusos inflingidos a los trabajadores de la plantación de palma aceitera, y el fracaso de las promesas de desarrollo”. Estamos inquietos sobre cuál será la evolución de la situación en los próximos días.

Las declaraciones de SOCFIN denunciando a los representantes de las comunidades (especialmente a los de alianza internacional) como “oportunistas cínicos” y “gente con antecedentes penales” es insultante. Esta actitud está además en contradicción con los compromisos de su nueva política de gestión responsable, en la que se compromete a respetar los derechos de las comunidades, así como a “consultar y comprometerse con todas la partes concernidas (internas y externas) de forma proactiva, a fin de trabajar de manera constructiva.”

Dada la falta de colaboración de SOCFIN, pedimos a los estados que controlen las actividades de la empresa y hagan respetar los derechos de las comunidades, y solicitamos a los clientes y socios de SOCFIN que revisen sus relaciones comerciales.

Notas: Para una definición más detallada de acaparamiento de tierras, ver S.M Borras Jr: Acaparamiento de tierras y derechos del hombre: rol de las sociedades y entidades financieras europeas en el acaparamiento de tierras fuera de la Unión europea, estudio ordenado por la subcomisión “Derechos del hombre” del Parlamento Europeo, Bruselas 2016: “El fenómeno contemporáneo del acaparamiento de tierras responde a la toma del control de extensiones de tierra relativamente grandes, y de sus recursos naturales por medio de diversos mecanismos y bajo diversas formas, tomas de control que van de la mano de inversiones masivas de capital, que orientan a menudo la explotación de los recursos a la extracción de riquezas minerales, con fines nacionales o internacionales, y que corresponden a la respuesta del capital a la convergencia de las crisis financieras, energéticas y alimentarias, a los imperativos del cambio climático y a la demanda de recursos provenientes de nuevos polos de acumulación global de capitales”

(Visited 20 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *