Las campesinas y los campesinos, luchan por sus derechos

Caravane ouest-africaine de la Convergence globale des luttes pour la terre, l’eau et les semences. De Ouagadougou (3 mars) à Dakar (19 mars 2016). 300 organisations (paysannes surtout), de victimes d’accaparements de terre et d’eau (rural, péri-urbain, urbain), déguerpies des quartiers populaires, de jeunes, de femmes, de quartiers populaires, d’ONG, issues de 15 pays sont impliquées (Burkina Faso, Nigeria, Niger, Bénin, Togo, Ghana, Côte d’Ivoire, Mali, Mauritanie, Guinée Conakry, Gambie, Guinée Bissau, Sierra Léone, Sénégal).

 

 

Publicado: 09 Junio 2017

URL : https://farmlandgrab.org/27193

Publicado en: Mali

Estadio de Babemba Traoré en Sikasso: intercambios y debates sobre el tema de las semillas, el papel de las mujeres y su gran dificultad para ser propietarias de la tierra en África. (Patrick Piro / CCFD-Terre Solidaire)

El monopolio de tierras, el acceso al agua, la desaparición de las ‘semillas’ naturales, “las mismas causas, idénticas luchas“, han sido el objetivo de casi 300 organizaciones de quince países de la subregión, con motivo de una Caravana de movilización ciudadana y de cuestionamiento a los poderes públicos. La primavera pasada, condujo durante un mes a los participantes desde Burkina Faso a Senegal. -Diario de Mali-.

Autor (s): Patrick Piro

7 de marzo de, 2016, frontera de Mali sureste. El sol está en su cenit. Un oficial de policía maliense de guardia, en su cabina, tiene un talante de sospecha. El documento está repleto de sellos oficiales. Es el salvoconducto de los 120 pasajeros que salieron, al alba, de Bobo-Dioulasso, Burkina Faso. “Hemos necesitado semanas de negociaciones con los ministerios y gobernaciones“, dijo uno de los organizadores de la Caravana.

En los autobuses hay ciudadanos no solo de Burkina Faso, sino también de Togo y Benin… “Estos son los campesinos que defienden la soberanía alimentaria”, sostiene uno de sus anfitriones, de Mali. Aquí, no hemos oído hablar de esta “Caravana de África Occidental en defensa de la tierra, el agua y las semillas.”   Se hace una llamada telefónica y todo queda solucionado. Suenan las bocinas, aquí y… ¡todos se abrazan!. Lucien Silga, que controla la delegación de Burkina Faso, informa que a las nigerianas se les impidió llegar por razones logísticas. Los nigerianos, se manifestaron vehementemente en Dakar, su puerto de llegada. Sin embargo Raymond Tetteh, de Ghana pudo llegar, él solo, y está allí. En el autobús, solucionamos la primera emergencia: colocar los “chips” de Mali en los teléfonos móviles.

Esta marcha, reúne a 400 participantes de quince países, entre ellos varios socios “CCFD-Terre Solidaire”. Los organizadores tienen como objetivo no solo denunciar la monopolización de los recursos naturales, sino también sentar las bases de un movimiento regional en defensa de la soberanía alimentaria.
Conservación de las semillas tradicionales

 Sikasso, es la   capital del Sureste Malí. Se recibe a las Caravanas en las instalaciones del estadio Traoré Babemba. Un ambiente muy dinámico que se repite a lo largo de los veintidós días de marcha: los organizadores han procurado que coincidan con la movilización local.

En Sikasso, se trata de una reunión dedicada a la defensa de las semillas de los agricultores, que durante cuatro días ha reunido a un centenar de representantes regionales, sobre la iniciativa de la Convergencia de Mujeres Rurales, que luchan por la Soberanía Alimentaria (Cofersa) y al Comité de África Occidental de Semillas Campesinas (COASP-Mali). “¡Nuestros mercados están inundados de semillas industriales!” Exclama Ali Ongoiba, de la COASP, mostrando las espigas de mijo y sorgo.
“Es nuestro patrimonio, que hemos heredado de nuestros padres, y tenemos la responsabilidad de transmitirlo a nuestros hijos. ¡Está amenazado, pero estamos seguros de que lo vamos a mantener!”
En la “sala” de reunión, de pie a la sombra de las acacias, se reúnen las mujeres. Alima Traoré, presidenta de la Cofersa cuenta la historia alentadora de este grupo de treinta y seis cooperativas de vegetales en los alrededores de Sikasso.
Hemos comprendido que también se trata de reproducir y mantener nuestras propias semillas para ganar el reto de la soberanía alimentaria. Estas semillas se adaptan mejor al cambio climático que las variedades de otras empresas … ¡aunque nos digan lo contrario!”
La reunión parece de una Universidad Popular: muchos llegados en las Caravanas están descubriendo la problemática de las semillas. “Ahora ya es urgente, confirma Anne Berson, que coordina los programas, en Segou, de la Red de Biodiversidad de África Occidental de intercambio y difusión de experiencias (Bede). Pide que se reconozca el valor de la experiencia de los agricultores que han permitido la selección, mejora y difusión de variedades muy buenas.”

Namori N’Koné dice que, desde 1962 se cultivaron estas mismas dos variedades de maíz – “¡excelente! “- sin que se hayan alterado en nada sus cualidades. Mijo, sorgo, grano, maní, arroz, maíz, sésamo… Los productores locales presentan sus tesoros de semillas en esteras, y los huéspedes los aclaman alegremente, convencidos del poco valor de esas otras “perlas”, tan costosas, que se les proponen.

 

El derecho a la tierra de las mujeres y de los campesinos sin tierra

8 de marzo. Ellas se pusieron sus ropas estampadas del “Día de la Mujer”. Bailaron, cantaron … y prepararon alimentos, lavaron los platos.

La gran batalla feminista no es doméstica. En el micrófono, Tene Kanté, poetisa habla poniendo los dedos en la llaga.

“Nosotras, las agricultoras ¡no tenemos tierra! Es una situación precaria que amenaza constantemente nuestra autonomía.”

Esta consulta tendrá lugar durante el recorrido de la Caravana. A pesar de las leyes igualitarias, todavía se mantiene la vieja costumbre en toda África: la tierra pertenece a los padres, a los maridos o a los hijos. Y cuando se contrata a las mujeres, a menudo se les ofrece parcelas mediocres sin un periodo de garantía. Se da un caso raro: la Cofersa, con su arrojo, ha conseguido un título de propiedad de cuatro hectáreas.

A pesar de que ya no se esperaba, por fin apareció el gobernador regional. Su discurso fue una verdadera compensación “pro agricultor”. Era el Ministro de Promoción de Inversiones del sector privado. Llegó de modo imprevisto porque la visita a Sikasso, ese día, también había sido improvisada. Se aplaudió calurosamente.

Marzo 9: Bamako Stade, allí fue donde se instaló el tercer pueblo de los sin tierra. En aquel lugar se encontraron las Caravanas. La lucha por la tierra fue su denominador común en ese foro. Uno de los principales inspiradores de la Caravana fue también La Convergencia de Mali contra el acaparamiento de tierras (CMAT).
El apoyo de la gente de Burkina Faso

Venus Niamakoro, Sirakoro Niare de Dladi Koulikoro, Benkadi, Kalabambougou etc… Más de un millar que esgrimieron sus reclamaciones entre la Plaza de la Libertad y el monumento de la Independencia. Recibieron el apoyo de la gente de la resistencia de Burkina Faso, y de las delegaciones que no pertenecían a la Caravana, contra los transgénicos.

La marcha, fue aprobada el último momento, debido al estado de emergencia por amenazas terroristas. Dos parlamentarios malienses se unieron a los manifestantes para mostrar su apoyo.

10 de marzo. Los funcionarios malienses se vengan del “contratiempo” del día anterior, queriendo evitar ostensiblemente la conferencia de clausura.
“Pretexto … Ya hemos dicho nuestras cuatro verdades, que tenían más virulencia en el pasado. ¿Por qué poner sordina ante tales escándalos? “
Llegó el representante de la FAO. Se le entrega el “Libro Verde” con las reclamaciones de la Caravana, entre los aplausos de todos. Pidiendo que se acoja en su Estado y la organización de la ONU no encuentra mucho más que añadir al enfoque de la Caravana…

Se aprovechó la etapa de Bamako para discutir un importante proyecto de “Declaración de los derechos de los agricultores y campesinos” pilotados por la ONG FIAN y el movimiento campesino internacional Vía Campesina, CCFD- socio de Terre Solidaire, que pronto se terminará su elaboración, después de cuatro años. La Caravana desea que las Naciones Unidas adopte su contenido, aunque suponga tener largas negociaciones con los Estados. “A pesar de que no podrá ser legalmente vinculante, esta declaración será un fuerte instrumento internacional para ejercer presión sobre las políticas rurales“, explica Ibrahima Coulibaly, presidenta de la Coordinación Nacional de Organizaciones Campesinas de Malí (CNOP).

11 de marzo. Nos levantamos a las 4 am y tomamos el autobús para ir a Kayes, cerca de la frontera con Senegal. La Caravana también aprovechó esas interminables horas de distancia, para hacer contactos, concretar los enfoques respectivos para la lucha, confraternizar… Llegados a Kayes, se nos acoge en la Centenaria sede de la diócesis, después de las etapas vividas nos pareció casi de lujo.

El acceso al agua y lucha contra los transgénicos

12 de marzo. Después del tazón de leche de la mañana, el programa, con el apoyo de las organizaciones locales, nos parece ser la más fácil de las etapas de Mali. Pero solo al principio… Porque el simposio en el Consejo Círculo de Kayes se revela de alta calidad y muy informativo. En el pasado, esta zona era lugar de emigración, debido a las condiciones climáticas y el abandono de Bamako, poco preocupado por el desarrollo de esta remota zona fronteriza de la capital. Pero con el dinero de la diáspora, los campesinos lograron superarse, y Kayes Círculo ahora es reconocido por la gran competencia de sólidos colectivos muy preparados para su trabajo en agroecología.
El tema del agua, que se asocia con el acaparamiento de tierras – sin agua, no hay agricultura – lucha por alcanzar nuevos desarrollos. Actualmente, se trata de aumentar las áreas de la periferia urbana, dijo Ouzmane Diallo, del Comité de Mali de la Defensa del Agua y Saneamiento, frente a la creciente privatización de los servicios de agua por las multinacionales.

 

Sensibilizar a las autoridades por nuestra lucha

A continuación, habló el gobernador, Baba Mahamane Maïga, antes de la clausura de la conferencia. Fue en la sala, no creíamos lo que estábamos oyendo: el gobernador se une a los que luchan contra los transgénicos y a los defensores de la soberanía alimentaria. Ovaciones.

En el patio, el gobernador se detiene en los puestos preparados por los productores locales.

No es demagogia, tengo un compromiso personal, una convicción, nos dice. Cuando vemos algo, tenemos que actuar. Y mi papel es el de alertar al gobierno de Mali sobre los principales riesgos que habría, por ejemplo, en participar en la política de OMG.

En la Caravana, los temores de la mañana se han evaporado. “Es un discurso innovador, de alta calidad, y que nos da esperanza”, dijo Massa Kone de CMAT, sorprendido por una posición tan ofensiva.
Se demuestra que la Caravana comienza a alcanzar su objetivo: sensibilizar a las altas autoridades en la lucha que estamos realizando. ”
13 de marzo. Salida hacia Senegal, donde se nos unirán los agricultores locales y los de los países vecinos. El objetivo de Dakar es una cita con Macky Sall, no solo actual presidente del país, sino también de la Comunidad Económica de África Occidental (CEDEAO). Por desgracia, esta reunión se canceló en el último momento debido a la tensa campaña electoral en Senegal. Chantal Jacovetti, de CMAT, está convencida de que,
Eso no fue una decisión política: la visita de varios ministros en el Senegal confirma de nuevo un compromiso de los Estados por escucharnos.”

De nuestro enviado especial, Patrick Piro.

Países: Nigeria, Níger, Benín, Togo, Burkina Faso, Costa de Marfil, Mali, Ghana, Mauritania, Senegal, Gambia, Liberia, Guinea-Conakry, Guinea Bissau, Sierra Leona.

[1] CCFD-Terre Solidaire ha apoyado esta acción con sus asociados: Roppa Red COPAGEN, Vía Campesina África.

________________________________________

Más información en el sitio de Caravana:

http://www.caravaneterreeau.info/

Fuente: CCFD

 

(Visited 15 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *