El acaparamiento de tierras perpetrado por los fondos de pensión debe terminar

Nos parece importante actualizar esta noticia  que emitio GRAIN en su informe de 2018 para seguir alertando a la sociedad de lo que puede pasar con sus pensiones o fondos de inversión.

13-12-2018, GRAIN

Desde hace una década el dinero de los fondos de pensión se invierte en la compra de tierras agrícolas. Está aumentando tanto la cantidad de fondos de pensión que invierten en tierras agrícolas como la cantidad de dinero, pero se hace discretamente. La magnitud de este fenómeno de apropiación de tierras agrícolas por parte de las financieras tiene importantes consecuencias tanto para las comunidades rurales como para los sistemas alimentarios. Dejar que las empresas se autodisciplinen con sus propias directrices voluntarias es una catástrofe segura. 

En 2011, en plena fiebre mundial por las tierras agrícolas del mundo, GRAIN publicaba un informe sobre los fondos de pensión (1). Queríamos subrayar el papel desempeñado por los fondos de pensión en esta oleada, no solo porque son una de las principales fuentes de financiación de las empresas que quieren adquirir grandes extensiones de tierras agrícolas sino porque investigar estos fondos nos brinda interesantes perspectivas de acción. Se supone que los gestores de fondos de pensión que manejan enormes sumas de dinero (ver gráfico 1) (2) deben rendir cuentas de sus acciones ante los trabajadores cuyos ahorros para la jubilación gestionan, lo que esperamos les haga ser más sensibles a la presión social que los demás acaparadores de tierras agrícolas, o al menos eso cabría esperar.

Han pasado muchas cosas en los últimos siete años; como dijimos en un informe del año pasado, el ritmo de acaparamiento de tierras agrícolas en el mundo ha disminuido. Tanto la resistencia de las comunidades, como la mala prensa y la incompetencia de los inversionistas han contribuido a reducir la magnitud y la cantidad de transacciones agrícolas a gran escala en la mayor parte de los países del planeta (3). Sin embargo, el fenómeno no ha desaparecido y lamentablemente en el sector de la tierra agrícola se ha convertido en una opción “alternativa” para los gestores de fondos en busca de diversificación y de nuevas fuentes de ingresos. Más que cualquier otro actor del mundo financiero, los fondos de pensión son responsables de esta situación. Sin las inyecciones de dinero en efectivo de los gestores de fondos de pensión, la mayor parte de los fondos agrícolas que existen actualmente no habría sobrevivido o no habría existido.

(Visited 15 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *