Día de los Sin Tierra 2018

¡Con el vigor de la juventud, intensificad la lucha por la tierra y la vida!

Publicado: 29 de marzo de 2018

Declaración conjunta respaldada por 93 organizaciones internacionales, regionales y nacionales para conmemorar el “Día de los Sin Tierra”.

Este año celebramos el Día de los Sin Tierra, de los que sufren una carencia de tierra y desapropiación, impulsada por la competencia de los poderes globales y las élites locales que controlan los recursos mundiales, a expensas de los pequeños productores de alimentos, con gran riesgo alimentario de los países pobres. Todo esto va acompañado de un militarismo creciente y una represión violenta de las comunidades rurales.

Entre los más afectados por el incremento de la pobreza y el hambre, así como por el aumento de las violaciones de los derechos humanos, se encuentra la juventud rural.

Pero nos enfrentamos a estos desafíos con mayor resolución y optimismo a medida que esperamos la energía y el renovado compromiso de los jóvenes para ayudar a defender el derecho de los pueblos rurales a la tierra y a la vida.


 Deterioro por la privación de tierras

La tierra es el centro de la vida y de la sociedad rural. Pero la creciente mercantilización de la tierra, con el implacable ataque neoliberal, el endurecimiento del control corporativo, el monopólico sobre la agricultura y la falta de una verdadera reforma agraria que asegure el derecho de los pueblos a la tierra y el apoyo adecuado del Estado, amenazan el acceso y control de los pueblos rurales a la tierra y a los recursos naturales. Los procesos globales y regionales, incluidas las continuas crisis financieras y económicas generales y el implacable impulso para liberalizar aún más la agricultura, la aparición de nuevas potencias económicas hambrientas de diferentes mercados de capital excedente y todo esto incrementado por el ascenso de gobiernos fascistas y autoritarios, se están creando condiciones para la agitación y los conflictos cada vez más intensos en las áreas rurales.

Las crecientes amenazas para acceder y controlar la tierra y los recursos naturales, no solo se perpetúan, sino que empeoran el círculo vicioso del subdesarrollo en las áreas rurales, la pobreza y el hambre entre los pueblos campesinos. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), más del 80% de los extremadamente pobres del mundo habita en las zonas rurales y el 65% trabaja en la agricultura. Alrededor de la mitad de las personas que viven en la pobreza extrema tienen menos de 18 años.

Estado de la juventud rural

La juventud rural, que representa el 55% de la población juvenil mundial, tradicionalmente ya padece un acceso limitado a los servicios básicos como educación, salud y vivienda, así como a oportunidades en términos de sustento. En general, los jóvenes tienen entre dos y tres veces más probabilidades que los adultos de estar desempleados, según un informe conjunto del Banco Mundial y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). La tasa oficial de desempleo entre los jóvenes rurales oscila entre el 7,5% en el África subsahariana; Asia, 8,1%; Europa Oriental y Asia Central, 19,7%; América Latina y el Caribe, 21% y 22,8% en Medio Oriente y Norte de África.

Cuando la juventud rural encuentra empleo, la mayoría pertenece a la economía informal y participa en actividades relacionadas con el hogar y la agricultura, como trabajadores familiares, agricultores de subsistencia, microempresarios que trabajan en el hogar o trabajadores no calificados. Ganan salarios muy bajos y a menudo se enfrentan a condiciones de trabajo inseguras y de explotación. Las mujeres jóvenes rurales experimentan peores consecuencias, ya que también sufren los estereotipos tradicionales y la división del trabajo basada en el género.

El empeoramiento de la situación de la mano de obra de las comunidades rurales está forzando a la juventud rural a emigrar. Los jóvenes representan la mayor parte de los flujos migratorios: los datos de la FAO muestran que los jóvenes de 15-34 años representan un tercio de todos los migrantes internacionales. Los que habitan en zonas rurales “…tienen más probabilidades de migrar en respuesta a la falta de empleo remunerado y de oportunidades empresariales relacionadas con la agricultura y actividades económicas agrarias.”

Como centro de esta falta de oportunidades y para que las tierras sean económicamente productivas está la falta de haciendas arraigadas y prevalentes en las áreas rurales, mermadas por el “acaparamiento de tierras y recursos” que realizan las grandes potencias.


Luchando con un fuerte movimiento juvenil

Para defender el derecho a la tierra y el sustento, así como para proteger la forma de vida de sus comunidades, muchos jóvenes agricultores e indígenas han estado a la vanguardia de la lucha para detener el acaparamiento de tierras y recursos, promover la soberanía alimentaria y avanzar en una reforma agraria genuina. Todo ello a pesar de la intensificación de la represión de las comunidades rurales para allanar el camino a la agricultura corporativa a gran escala y de los mega proyectos de infraestructura orientados a obtener beneficios.

En esta lucha hubo 166 muertos, 342 arrestados o detenidos en los últimos 14 meses, debido a conflictos y luchas por la tierra, incluyendo jóvenes agricultores, campesinos, indígenas y activistas, basados ​​en el monitoreo de PAN Asia Pacífico (PANAP).

Por lo tanto, recibimos con entusiasmo y emoción la primera asamblea general de la Juventud por la Soberanía Alimentaria (YFS) del 30 de marzo al 2 de abril. La YFS es una red internacional de organizaciones juveniles que promueve la soberanía alimentaria y apoya la lucha campesina por una verdadera reforma agraria así como la afirmación de los pueblos indígenas de su derecho a sus tierras ancestrales. Apoyamos firmemente la asamblea de la YFS que tiene como objetivo resaltar la difícil situación y las luchas de la juventud rural, así como “… encuadrar el vigor de la juventud en la lucha intensificada de los campesinos por la tierra y la vida”.

El futuro pertenece a los jóvenes, y ayudarán a forjar hoy este futuro donde la tierra verdaderamente pertenezca a aquellos que la cultivan y enriquecen, para beneficio de las personas y del planeta, y no solo para las ganancias de unos pocos.


¡Con el vigor de la juventud, nos comprometemos a intensificar nuestra lucha por la tierra y la vida!

URL corta: https://farmlandgrab.org/28024
traducido para AEFJN Madrid

(Visited 25 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *