Los Bancos públicos de Desarrollo no merecen su nombre

Trabajadores de plantaciones de palma aceitera en Feronia Inc en Lokutu, República Democrática del Congo. La empresa canadiense ha recibido más de 140 millones de dólares de los bancos de desarrollo. (Foto: Beeld Hollandse Hoogte / Kris Pannecoucke)
Declaración colectiva | 12 de noviembre de 2020 [EN] [ES] [JP]

Declaración de la sociedad civil africana sobre la cooperación África-UE

CONTEXTO

Nosotros, miembros de una amplia alianza de organizaciones religiosas y de la sociedad civil de toda África, aprovechamos esta oportunidad […]

Lucha por la tierra en Nguéniène: enfrentamiento, evitado por poco, entre agricultores y el promotor.

Faltó muy poco para que los ganaderos
y agricultores de la aldea de Nguéniéne, opuestos a la instalación del proyecto
agrícola de […]

Agricultura sostenible: una historia de superación – Hijas de María y José, Uganda

No es suficiente decir a la gente cuáles son sus valores, sino que también hemos de encarnar y vivir esos […]