¿Sabor amargo? Las compañías de alimentos podrían enfrentar costosas contiendas por las tierras en África

(Imagen del informe ODI)

Fundación Thompson Reuters | 25 de febrero de 2019

LONDRES (Fundación Thomson Reuters) – Las compañías de alimentos que hacen negocios en África, corren el riesgo de verse estancadas en disputas legales durante décadas, que podrían costar decenas de millones de dólares, según un informe publicado el lunes pasado.

Según los investigadores, las empresas de agro-negocios podrían descubrir que la tierra que están utilizando ya está ocupada o reclamada por personas del sector.

Dichas disputas, que ya son comunes, pueden enzarzar a las empresas durante años, detener el comercio, y podrían causar hasta 101 millones de dólares en pérdidas, durante los próximos 25 años, según el informe del Overseas Development Institute (ODI), un centro de estudios y TMP Systems, consultoría con sede en el Reino Unido.

Por todas partes aparecen comunidades que quieren beneficiarse de la inversión“, dijo Joseph Feyertag, investigador de ODI.

“Pero las comunidades necesitan saber exactamente dónde se están metiendo“, según la Fundación Thomson Reuters.

El informe, que recopiló datos de cerca de 80 empresas, es parte de una iniciativa más amplia, para alentar la inversión responsable en la agricultura africana y desarrollar la confianza entre las empresas y las comunidades.

“El propósito de esto es cuantificar los costos que supondría hacerlo mal”, dijo Feyertag de ODI, que con TMP Systems desarrolló una iniciativa gratuita que evalúa esos riesgos.

Tierra e identidad

Según el informe, casi la mitad de todas las disputas por la tierra, entre las compañías azucareras y las comunidades locales en África, se han prolongado durante más de 10 años. Tales disputas, también causaron daños significativos y estrés económico a la población local.

“Es difícil ver cómo hacer que estos proyectos sean beneficiosos para todos cuando los inversionistas y las comunidades quieren la misma tierra para proyectos muy diferentes“, dijo Renee Vellve, cofundadora de GRAIN, una organización benéfica internacional que apoya a los movimientos sociales en su experimento para la autosuficiencia alimentaria.

Para las empresas, la tierra es un recurso, una herramienta para extraer riqueza. Para las comunidades, la tierra es su vida y su fuente de sustento, es parte de su identidad “.

Vellve, dijo a la Fundación Thomson Reuters que los enfrentamientos son comunes y, a menudo, se resuelven a expensas de las comunidades, donde los aldeanos no pueden acceder a los campos y bosques para ganarse la vida.

En los últimos años se han visto varios casos de disputas de tierras de alto perfil en África.

En 2009, un acuerdo por parte de Daewoo Logistics, de Corea del Sur, para arrendar más de 1 millón de hectáreas en Madagascar para cosechas, llevó a la expulsión del gobernante, y alimentó la ira contra las compañías extranjeras que usaban franjas de tierras agrícolas africanas.

El año pasado, Liberia aprobó una ley histórica para ayudar a las comunidades a combatir la apropiación de tierras extranjeras al otorgarles la propiedad de territorio ancestral.

Antes de todo eso, los grupos de derechos humanos dijeron que el estado había firmado más del 40 % del territorio nacional en concesiones para la tala, la minería y la agricultura.

De acuerdo con la nueva Ley de Derechos de Tierras de Liberia, las comunidades pueden reclamar la propiedad de tierras tradicionales, mediante la presentación de pruebas, que incluyen testimonios orales, mapas y acuerdos firmados con los pueblos vecinos, para demostrar su permanencia.

Y, en Sierra Leona, los agricultores y las organizaciones de caridad han protestado, ya desde 2017, por el uso de 45.000 acres de tierra en la provincia de Pujehun, en la zona sur, para una plantación de aceite de palma, por parte del socorrista inversor internacional Socfin.

David Barissa, gerente de campaña de la organización benéfica Oxfam en África. dijo en una entrevista: “Aunque las actividades de agro-negocios a gran escala son una fuente de ingresos muy necesarios para muchos países de África, con frecuencia los pequeños agricultores pobres, incluidas las mujeres, casi no aprovechan de los beneficios.”

A medida que los gobiernos nacionales abren sus fronteras para estas inversiones, existe una necesidad urgente de encontrar un modelo que realmente incluya y respete los derechos de los agricultores“.

Publicado: 25 de febrero de 2019.

URL corta: https://farmlandgrab.org/28763

Publicado en: Liberia Madagascar Sierra Leona

Reportaje de Adela Suliman, Edición por Robert Carmichael. Demos crédito a la Fundación Thomson Reuters, el brazo caritativo de Thomson Reuters, que cubre noticias humanitarias, cambio climático, derechos de las mujeres y LGBT +, trata de personas y derechos de propiedad. Para más noticias: news.trust.org

 

La investigación de ODI está disponible en:

https://www.odi.org/publications/11283-assessing-costs-tenure-risks-agribusinesses

Fuente original: Reuters

(Visited 18 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *